Voluntariado en Tánger

Solidaridad en Africa

Julio del 2018

Una estudiante ayudando en el Centro de discapacitados

Dentro del ideario de nuestra Fundación, está el enseñar a los jóvenes a vivir la experiencia de ayuda a los más desfavorecidos. Con este motivo, durante el verano del 2018, ocho estudiantes de Bachillerato pudieron viajar a Tánger, con la ayuda de la Fundación, para vivir una experiencia única.

Viajaron hasta este país para ayudar en un centro de enfermos con diversidad funcional, enseñaron nuestro idioma a niños huérfanos y prestaron atención y apoyo a hijos de madres solteras.

Pero lo mejor es que nos lo cuenten ellos mismos:

Y como siempre, los primeros y más beneficiados, los propios voluntarios, que han aprendido a valorar y agradecer lo que tienen, y a ver lo que es la verdadera pobreza.